Historia del Montañismo XI
(onceava entrega) Por Jorge González

Seguimos publicando en capítulos este trabajo de investigación y recopilación realizado por Jorge González. Esta sección está abierta a recibir comentarios y aportes de lectores que quieran sumar material, fotos, topos, relatos, observaciones, etc. enviándolos al autor, con copia al editor: georgmallo@yahoo.com c/c santiagostorni@infovia.com.ar. Las fotos del Shisha Pagma incluidas en esta nota fueron gentileza de Marcos Couch.

Mi recopilación original, se enriqueció con el aporte de Marcelo Espejo quien puso a mi disposición su artículo “Argentina, 50 años en el Himalaya” muy bien documentado. Incorporo muchos de sus datos en letra cursiva y le reitero a Marcelo mi especial agradecimiento.
Jorge González

1954
La primera expedición argentina al Himalaya fue en 1954, dirigida por el Tte.1º Francisco Ibáñez, al Monte Dhaulagiri de 8.167 m. Otros integrantes de la expedición fueron Gerardo Watzl, Alfredo Magnani, Jorge Iñarra Iraegui (fotógrafo y cineasta), Fernando Grajales, Miguel Ángel Gil, el esloveno Dinko Bertoncelj, Hugo Benavides, el sargento zapador Felipe Godoy, el chileno Roberto Busquets Punti y Antonio Beramendi, médico de la expedición. A fines de febrero partieron de Pokara comenzando la marcha de aproximación; luego de seis días de marcha instalaron el base a 3.500 m. Las cordadas de ataque fueron integradas por G. Watzll y P. Dama Lama y A. Magnani con Ang Nyma. El 2 de julio después de haber alcanzado los 8.000 metros y haber superado las dificultades técnicas, vivaqueraron sin bolsas de dormir. Esa noche nevó y por la mañana decidieron no continuar en vistas de su estado y las condiciones del tiempo. Si bien no consiguieron hacer cumbre consiguieron una serie de resultados que fueron relevantes para su época ya que lograron por primera vez escalar en su totalidad la Faz Norte del Dhaulagiri, abriendo con ello la nueva y compleja Ruta de La Pera o Argentina, que solamente sería ascendida 28 años después por una expedición japonesa por única vez. En el descenso Nyma sufrió una caída. El regreso fué muy difícil. En el campo VII esperaba Ibáñez, bajaron hasta el VI y allí se quedó a la espera de grampones de repuesto. Cuando fue atendido por sus amigos ya presentaba síntomas de congelamiento y extenuación. Lamentablemente murió días después en Kathmandú el 30 de junio de 1954.

1956
En este año partieron nuevamente para intentar el Dhaulagiri, bajo el mando del Tte. Coronel Emiliano Huerta. Entre los integrantes de esta expedición se encontraban los también militares Humberto Vassalla y Felipe Godoy; el mendocino Vicente Cicchitti y los tucumanos Orlando Bravo y Jaime Semenie. La expedición tuvo un enfoque muy particular y una extensa duración, ya que hicieron un primer trabajo en el post-monzón del año 1955, en el que también participó Mario Bertone; llevando gran parte de la carga hacia la base de la montaña. Huerta y Vassalla permanecieron en Nepal, hasta que al año siguiente llegaron los demás compañeros. Ahí volvieron en el pre-monzón del año 1956, e hicieron el ascenso. La ruta elegida fue la misma de la expedición del 54 y llegaron a montar un campamento debajo del filo. Alcanzaron los 7.800 metros pero el mal tiempo y las avalanchas determinaron el abandono del intento.

1971
La tercera expedición fue al Everest (8.848), al mando del Tte. Coronel Cativa Tolosa y la participación del polaco Jorge Peterek, Ulises Vitale, Carlos Comesaña, Sergio Fernández, Mario Serrano, Dr. José María Iglesias, sargento ayudante Edgardo Burgos, capitán Néstor Azuaga, Omar Pellegrini, Jorge Aikes, teniente primero Juan Llavar, Jorge Vitón, Jorge Skvarca, sargento primero Sócrates Martínez, sargento primero Juan Barrientos, Guillermo Vieiro y Guillermo Robles. El 31 de agosto de 1971 montaron el base al pié de la cascada del Kumbu. Las cordadas de cumbre fueron Peterek-Vitale y Vieiro-Vitón. Continuas tormentas de nieve y vientos los obligaron a desistir a los 8300 metros de altura. La expedición fue programada para temporada post-monzonica y eligió la ruta inglesa de la cara SE. Cabe mencionar que para esa fecha solamente seis expediciones habían conseguido hacer cumbre y únicamente se habían abierto tres rutas. La expedición argentina estuvo cerca de conseguir el primer ascenso en temporada post-monzonica. Este fue el segundo intento de este tipo realizado por la cara SE (el anterior fue en el año 1952). Dos años más tarde una expedición japonesa conseguiría el primer ascenso en el post-monzón.

1979
La cuarta expedición partió de Buenos Aires el 31 de julio de 1979, dirigida por Guillermo Vieiro, al Manaslú con Ulises Vitale, Héctor Cuiñas, Jorge Jasson, Marcelo Aguilar, Pablo Castiarena, Edgardo Porcellana, Gerardo Maioli, Avo Nacachian, Peter Bruchhausen, Dr. Ernesto Fiorentini, Jorge Alberto de León, Diego Rueda y Julio Corradi. Fue una expedición programada para la temporada posterior a los monzones, siguiendo la ruta de la cara Noreste. El 1º de setiembre instalaron el base a 4.300 metros. A pesar del casi constante mal tiempo escalaron hasta 7.000 m e instalaron el campo III. EI 8 de octubre los campamentos más bajos reciben la noticia de que Edgardo Porcellana había muerto arrastrado por una avalancha. La expedición comenzó el descenso a fines de octubre. El intento argentino fue el número 21 y a esa fecha el Manaslu registraba solamente 7 ascensos exitosos.

1981
Partieron el 11 de febrero, al mando de Mario Serrano a un nuevo intento al Dhaulagiri. El 29 de marzo instalaron el base a 4900 m. Se determinaron dos grupos de ascenso: Serrano, Cuiñas, Rosasco y Sungdare (sherpa) y el otro: Aguilar, Lion, Vitale y los sherpas Tashi y Dorge. Después de haber armado el campo VI sobre el filo (7600 m) Sungdare, Guiñas, Serrano y Rosasco inician el descenso al campo III ya que el viento había destrozado sus carpas. Serrano decidió parar en el V a 6.200 metros y bajar al otro día. Murio allí. Todo indica que intentó vivaquear y no resistió el intenso frío. Esta fue la tercera víctima argentina hasta esa fecha.
Jefe: Mario Serrano, Integrantes: Médico: Rodolfo Fernández, Administración Campo Base: Luciano Pera, Radio Operador: Cmte. Oscar Valenzuela, Cineasta: Jorge de León, Camarógrafo: Angel Arrieta, Escaladores: Hector Cuiñas, Alfredo Rosasco, Marcelo Aguilar, Jorge Vitón, Pablo Castiarena, Werner Lion y Ulises Vitale.

1989
El sexto intento argentino en Himalaya fue al Dhaulagiri. Jefe: Raúl Uranga, Integrantes: Sebastián Sturla, Marcelo Aguilar, Werner Lion y Gabriel Aguilar. Esta expedición fue probablemente la más discreta de todas las realizadas. Fue casi enteramente autofinanciada por sus integrantes que no contaron con ningún patrocinador, aunque la misma fue declarada de interes nacional por el Senado argentino. Eligieron la ruta normal por la arista noreste. Fue una expedición ligera, con pocos porteadores y sherpas. Llegaron a 7.400 m; a la entrada del glaciar superior. Ese año el clima fue particularmente adverso para las expediciones en Nepal y con muchos accidentes por el mismo motivo. Como referencia, solamente se registraron 24 ascensos al Everest, contra 51 en el año previo y 72 en el posterior.

1990
Miguel Ángel "Lito" Sánchez se convierte en el primer argentino que pisa una cumbre de 8.000 metros. Lo hizo el 5 de octubre al Dhaulagiri como integrante de una expedición de la federación andaluza de montañismo en el post-monzón, utilizando la ruta de la arista NE. También fue el primer latinoamericano en hacer cumbre en esta montaña.

1993
Sale la séptima expedición enteramente argentina y se dirigieron al Shishapangma (8.012). El jefe fue Héctor Cuiñas y los integrantes eran Pablo Schlögl, Jorge Garcés, Avedis Nacachian, Ulises Vitale, Aníbal Maturano, Sergio Noguera, Flavio Lisi, Gabriel Ruiz, Nicolás de la Cruz y Marcos Couch. Nicolás de la Cruz y Marcos Couch pisaron la cumbre por la ruta normal. Cabe destacar que el ascenso fue hecho sin uso de oxigeno suplementario y sin sherpas de apoyo.(En la web de "al borde", sección Montañismo, hay un reportaje a Héctor Cuiñas, Marcos Couch y Pablo Schlögl relatando esta expedición, con fotos de Couch).
A una expedición andaluza por la cara Oeste al Cho Oyu (8201) la integra Lito Sánchez que, junto a la suiza Marianne Chapuisat, consigue la cumbre el 12 de febrero. Es su segundo 8.000. Este ascenso junta varios logros destacables, ya que fue el primer y único argentino y americano en conseguir un ascenso invernal hasta la fecha. Antes que Lito solamente otros 45 escaladores pertenecientes a 9 nacionalidades diferentes habían conseguido un ascenso invernal.. La primera experiencia de Lito en el Himalaya había sido una expedición al Annapurna en 1988, en la que no pudo llegar a la cima.
En abril los mendocinos Daniel Alessio y Mauricio Fernández pueden escalar exitosamente el Cho Oyu, formando parte de una expedición inglesa, por la cara NO.
Ese año otros guías mendocinos de General Alvear, Carlos Mom y Manuel Montoya, también participan de una expedición italiana al Dhaulagiri, sin conseguir su ascenso. Esta misma gente formó parte de otro intento al Annapurna.

1994
Daniel Alessio vuelve a repetir un éxito al hacer cumbre en el Shishapangma en el post-monzón, participando como guía de una expedición inglesa.
El 30 de julio el barilochense Sebastián de la Cruz formando parte del equipo de la TV española de "Al filo de lo Imposible", consigue llegar a la cima del K2(8611), siguiendo la complicada ruta japonesa del espolón Norte y siendo el único argentino que ha conseguido este logro hasta ahora. Este ascenso reúne una serie de condiciones destacables. Fue solamente la 4ª expedición exitosa por esa ruta y la misma fue realizada sin ayuda de oxígeno suplementario. Con este ascenso Argentina se convirtió en el vigésimo séptimo país en conseguir este logro


Daulaghiri


Cuiñas en el Manaslú ('79)


Shisha Pagma Campo Base


Shisha Pagma - Nico de la Cruz en la cumbre


Miguel Angel Sanchez


Shisha Pagma - Marcos Couch


Mario Bertone a los 92 años Foto S. Storni '2004


Tte.1º Francisco Ibáñez


Shisha Pagma - Nico de la Cruz