Gateras - Estrechamiento- Simas

Todas las cavernas poseen hendiduras, laminadores y estrechamientos que nos obligarán a avanzar a gatas o arrastrándose, ejercicio que sin técnica resulta de lo más fatigoso ya que realizaríamos un rozamiento excesivo contra las paredes.
Pasos Angostos: conviene avanzar con la cabeza hacia adelante, siempre que no tengan demasiada inclinación hacia abajo. Estos pasos y aún más las hendiduras verticales o diaclasas, son peligrosas porque resulta fácil dejarse resbalar haciendo presión sobre las paredes, mientras que es casi imposible volver a subir por ellas, a causa de lo liso de sus paredes o su estrechez que no permite escalarlos usando la técnica de oposición, doblando brazos y piernas.
Un pequeño pozo acampanado se transforma rápidamente en una trampa, se baja muy fácilmente a él con un salto pero para salir es necesaria la ayuda de quién haya quedado fuera con una cuerda.
Los orificios más estrechos se superan con un brazo tendido hacia adelante y el otro pegado al cuerpo, a fin de que los hombros se dispongan oblicuamente. Antes de intentar pasarlo se debe estudiar la forma del pasadizo y disponer el cuerpo por la parte que se adapte mejor a éste, para el regreso repetir exactamente los mismos movimientos realizados a la ida, siempre que fuese imposible dar la vuelta. Es muy importante no perder jamás la calma, querer pasar a la fuerza equivale casi siempre a quedarse bloqueado.
Antes de introducirse en pasos angostos es aconsejable vaciar los bolsillos y quitarse cinturones y otros elementos del equipo que se lleven sobre el cuerpo ya que se corre el riesgo de quedar atorado.
Las Diaclasas o fisuras ,generalmente de gran desarrollo, se transitan usando la técnica de oposición, haciendo presión sobre las paredes :pies-rodillas-espalda. Si la grieta es más ancha se utiliza la técnica de ramonaje, técnica que procede de la escalada.
Derrumbes: si hallamos dos bloques con una abertura entre ellos,procedente estos de un derrumbamiento,es conveniente observar sus condiciones : intentaremos pasarlo si el derrumbe está bien asentado, especialmente cuando los bloques están unidos entre sí por concreciones calcáreas, si el derrumbe se observa inestable hay que renunciar a la idea de pasarlo ya que podría ocasionar un grave accidente.
A veces se puede realizar la desobstrucción de la galería retirando los bloques de roca desde la parte más alta, haciéndolos rodar desde la cúspide, utilizando para ello cables de acero o sogas.
Simas: son pozos de gran profundidad, superando holgadamente los 500 metros de profundidad donde las únicas técnicas posibles para su exploración son el descenso por soga estática o el uso de las escalas de duraluminio de tramos unibles cada 10 metros.
El descenso por medio de soga se realiza mediante la utilización de un descensor, acordarse siempre de realizar el nudo de aviso y seguridad a tres metros como mínimo del final de la misma, y utilizando para el ascenso el jumar y el croll. La soga a utilizar será la estática, la única que soporta la utilización de los ascensores.
Con la utilización de la escala se debe manejar muy bien la técnica de descenso-ascenso quién la utilice deberá ir asegurado desde arriba con una soga por posibles resbalones.
Bueno, hemos empezado a conocer diversos problemas que se plantearán en nuestra etapa exploratoria pero también su forma de solucionarlos, en las próximas notas conoceremos otros inconvenientes y sus técnicas de superaciòn. Ya saben lo gratificante que es descubrir sitios vírgenes en este planeta por eso para que nada empañe ese momento tengamos en cuenta las reglas básicas de seguridad.


ir a Montañismo Volver al HOME